‘Always In Between’, Jess Glynne

Discos

Spread the love

Jess Glynne Always In Between
Jess Glynne, a la que conocimos por su voz en ‘Rather Be’ de Clean Bandit, acaba de publicar su segundo disco tras el éxito absoluto de su album debut ‘I Cry When I Laugh’ en Reino Unido. ‘Always In Between’ llega con 16 canciones en su versión deluxe de las cuales ya conocíamos el mega hit junto a Mcklemore y Rudimental ‘These Days’ (que acumula más de 400 millones de reproducciones en Spotify). También están los ‘singles’ ‘I’ll Be There’ (otro éxito en reproducciones) y ‘All I Am’, producida por Mark Ralph (que ha trabajado con gente como Robbie Williams en ‘Rudebox’ o con Years & Years en ‘Palosanto’).

El album está claramente refugiado bajo el paraguas del pop aunque tenga toques de soul, más que nada porque es lo que destila la voz de la muchacha. Se nota que la discográfica ha puesto empeño en que el disco tenga ‘hits’ y éxito a raudales. Eso está bien de cara a las cuentas anuales del negocio y del bolsillo de Jess pero deja cierta sensación de prefabricación en algunas de las canciones. Es como si casi todas las pistas aspiraran a ser un ‘hit’ mundial y al final de la escucha no sabes si has escuchado la misma canción durante una hora o has escuchado 15 ‘hits’.

Es graciosa ‘123’ en las que “le daría todo su dinero” a la persona amada si ella fuera “la moneda”, romanticona ‘Thursday’ (co escrita por Ed Sheeran) o bailonga ‘Never Let Me go’ (que es una de las que más huele a ‘hit’ de las todavía no publicadas). Se podría decir que el album es un ejercicio de producción musical impecable, solo hay que ver que está Toby Gad implicado en algunas canciones, pero que quizás por esa perfección técnica no termina de empapar al oyente.

Lo mejor: ‘Never Let Me Go’, ‘Thursday’ y ‘123’.
Lo peor: Que se nota demasiado la vocación comercial del proyecto.

6/10

Last modified: octubre 12, 2018