‘Bloom’, Troye Sivan

Discos

Spread the love


Troye Sivan ha lanzado ‘Bloom’, su nuevo album, después de adelantar cinco sencillos. Y cinco son los nuevos temas que nos quedaban por escuchar. El disco abre con la inédita ‘Seventeen’, una oda al despertar sexual del cantante producida por Bram Inscore (que es el titular de las mejores producciones del album). ‘Seventeen’ es tierna y melódica y abre con unos suaves sintetizadores envolventes que van abriendo camino hacia el medio tiempo, algo que parece marcar el corte del resto de las canciones.

Le siguen ‘My My My!’, ‘The Good Side’ y ‘Bloom’, que a su vez son los tres primeros lanzamientos. De estas tres gana claramente la arriesgada ‘The Good Side’ como segundo ‘single’ (producida de nuevo por Bram Inscore con ayuda de Ariel Rechtshaid), justo lo opuesto a la más predecible ‘My My My!’ que abrió esta nueva era del australiano nacido en Sudáfrica.

‘Postcard’, a duo con Gordi (una cantante australiana de folktrónica) sigue explotando la temática del enamoramiento en su grado más experimental y primerizo; adolescente al fin y al cabo. Le sigue el otro duo del album, este más conocido por obra y gracia de Ariana Grande. ‘Dance To This’, producida por el sueco Oscar Holter que ha producido desde a la eurovisiva Sanna Nielsen hasta Taylor Swift o Katy Perry) engaña un poco con el título porque para bailar lo que se dice bailar no es. Más bien para limpiar la casa un sábado por la mañana con un poco de ritmo.

‘Plum’ es un corte pop bastante genérico y sigue ‘What a Heavenly Way To Die’, suponemos que inspirada por ‘There Is a Light That Never Goes Out’ de The Smiths, igual de genérica y plana. Cierran el album ‘Lucky Strike’,compuesta por solo dos personas, Alex Hope y el propio Troye, que contrasta con la final ‘Animal’, compuesta por nada más y nada menos que siete personas. ¿Qué leches han hecho siete personas en esta canción?

‘Bloom’ deja un sabor edulcorado tras la escucha. Tiene canciones muy bonitas que desafían lo que se espera de una estrella del pop post adolescente pero contrastan con otras canciones demasiado genéricas, si es que se puede decir de algo genérico que lo es demasiado.

Lo mejor: ‘The Good Side’ y ‘Seventeen’.
Lo peor: Que algunas canciones huelen a ‘songwriting camp’ que tiran pa’trás.

6,5/10

Last modified: septiembre 3, 2018