‘Music’, Madonna

Música

Spread the love

Madonna Music
‘Music’, uno de los mejores discos de Madonna, acaba de cumplir 18 años. Ya es mayor de edad. Se publicó el 19 de septiembre del año 2000 y fue todo un éxito a todos los niveles. Debutó en el número uno de Billboard con 420.000 unidades vendidas (solo físicas, que en aquella época no se contabilizaban las descargas digitales si es que el artista las publicaba) y a día de hoy acumula más de 11 millones de copias vendidas.

No solo fue un éxito de ventas, también fue un triunfo de Madonna en la historia de la música. Consiguió reinventarse una vez más y dejó con la boca abierta a mucha gente que pensaba que después de ‘Ray Of Light’ la tonadillera de Detroit repetiría la fórmula que le dio un montón de premios Grammy. Madonna desplazó a William Orbit como productor principal y fichó a Mirwais (con el que actualmente se encuentra trabajando en su nuevo disco) del que había oído algunas maquetas que finalmente conformarían su album ‘Production’.

Con William Orbit facturó ‘Runaway Lover’, una canción que rompía con el espectro sonoro al que estaban ambos acostumbrados. Una canción que roza el ‘trance’ y el himno ‘rave’, algo que habían dejado entrever en canciones como ‘Skin’ pero sin llegar tan lejos. También grabaron ‘Amazing’, que gusta y espanta a partes iguales por su gran parecido estilístico con ‘Beautiful Stranger’ y ‘Gone’, de la que Orbit fue co productor. También incluyeron el ‘cover’ de ‘American Pie’ que habían incluido en la banda sonora de ‘The Next Best Thing’.

Con Mirwais el resultado fue diferente y muchísimo mejor. Empezando por ‘Music’, un ‘hit’ masivo que a día de hoy sigue resultando moderno, fue su primera criatura. ‘Impressive Instant’ fue un experimento fascinante que Madonna quiso como ‘single’ y que supuso problemas con la discográfica de entonces, Warner, que prefirió lanzar ‘Amazing’ (para la cual Madonna no hizo nada de promoción).

También cosecharon el segundo ‘single’ del album, ‘Don’t Tell Me’, co escrito por el cuñado de Madonna, Joe Henry, y con una producción que en la época hizo a muchos pensar que el CD estaba rayado. El tercer ‘single’ fue la feminista ‘What It Feels Like For A Girl’ (cuando el feminismo no era un instrumento de marketing para la industria de la música), producida por Guy Sigsworth y el mezclador de confianza de Madonna, Mark ‘Spike’ Stent.

Sorprendieron también ‘I Deserve It’ (la primera canción en la que Madonna aceptó no hacer ningún tratamiento a su voz) y ‘Nobody’s Perfect’, que aún hoy sigue sorprendiendo por su producción. Un album espectacular que protagonizó además una de las giras más queridas de la muchacha, el ‘Drowned World Tour’, con el que se la jugó y volvió a los escenarios después de ocho años dándole protagonismo a su nueva música y relegando a un segundo plano sus ‘hits’ de toda la vida.

Este último dato es curioso porque aunque relegó sus éxitos pasados fue la primera vez que Madonna aceptó hablar de su pasado musical, dándole su lugar, como se demostró en las presentaciones en directo de ‘Music’ canción.

Un album genial.

Lo mejor: La producción de Mirwais.
Lo peor: Que la versión en español de ‘What It Feels Like For A Girl’ no esté en el album.

9.5/10

Last modified: septiembre 28, 2018