‘Monsters Exist’, Orbital

Discos

Spread the love

Orbital Monsters Exist Deluxe
El duo de hermanos ha vuelto a la carga tras anunciar en 2017 que se habían reunido (después de su separación en 2014) y que estaban preparando música nueva. Esta semana han publicado ‘Monsters Exist’, un disco asombroso con una variedad sonora apasionante y un carácter bailable que hace que el album se te pase volando. Mantiene el sello de Orbital pero se ve una clara evolución con respecto a ‘Wonky’ de 2012 y un nivel de producción que está a años luz de sus éxitos de los 90, creativamente alucinantes pero técnicamente bastante pobres.

El duo ha dado de momento pocas entrevistas pero en las que han concedido se nota esa tensión entre hermanos que les ha caracterizado siempre y que les ha llevado a partir peras en varias ocasiones. En el Financial Times han dejado patente su rivalidad (en un momento de la entrevista Paul dice que él es el autor del dúo, y que si su hermano Phil quiere, que va y le ayuda a producir. Al momento, Phil se revuelve contra su hermano y le espeta que él no es solo el productor. Luego la cosa se relaja cuando dicen que lo bueno que tiene ser hermanos es que como lo llevan siendo toda la vida los problemas son más fáciles de resolver.

El disco abre con ‘Monsters Exist’, que no es de lo mejor del album. Algo insulsa en algunas partes, o más bien genérica. Sorpresón ya en la segunda canción, ‘Hoo Hoo Ha Ha’, una vuelta de tuerca al sonido de los hermanos que impresiona por su descaro. Ese ‘beat’ a lo Martin Solveig, y esas trompetas festivas. Nos ha recordado un poco incluso a ‘Quiéreme Doctor’ de los Chico y Chica. Para que veas.

Pasa ‘The Raid’, con ese ambiente medio gótico y esos ‘spoken word’ y llega ‘P.H.U.K.’ con esos sintetizadores tan crudos y ese ‘beat’ machacón. Una de las más divertidas y bailongas del album. En ‘The Tiny Foldable Cities’ se nota que han estado su buen montón de horas editando pistas de sonido, modificando sintetizadores, cortando, pegando, y mezclando. En ‘Buried Deep Within’ vuelve el ‘beat’ machacón aunque solo se potencia en algunos de los bloques del tema.

El resultado de ‘Vision OnE’ puede dejar al principio con algo de confusión sobre el género o la dirección de la canción, parece que va ser una canción ‘ambient’ y en seguida muta a EDM. ‘The End Is Nigh’ tiene también un carácter EDM al principio y cierra la versión normal del album una canción con ‘spoken word’ del Profesor Brian Cox.

Lo mejor: La descarada ‘Hoo Hoo Ha Ha’ y la machacona pero estupenda ‘P.H.U.K.’
Lo peor: La vaguedad en la que desencadenan algunas de las canciones como ‘The End Is Nigh’

7.5/10

Last modified: septiembre 17, 2018