‘Egypt Station’, Paul McCartney

Discos

Spread the love

Paul McCartney Egypt Station
El nuevo disco de Paul McCartney, ‘Egypt Station’, ya está disponible en todas las plataformas digitales y hemos estado escuchándolo con ganas tras el buenísimo sabor de boca que nos dejó ‘NEW’ en 2013. Desafortunadamente el resultado nos ha dejado bastante fríos.

El disco, titulado así por un cuadro que pintó Paul y que es de hecho la portada del disco, comienza con una intro celestial que te prepara para algo grandioso y a continuación empieza ‘I Don’t Know’, una de las mejores piezas del album. Oscura pero no del todo pesimista, producida por Greg Kurstin como casi todo el album, no desentonaría en ningún album de McCartney. Igual que ‘Come On To Me’, una canción 100% Paul aunque bastante más anodina.

‘Happy With You’ es el otro lado de la moneda que pinta el ex Beatle al comienzo del disco, dedicada a su actual esposa Nancy Shevell. Una canción bonita, encantadora por su sencillez, pero que probablemente su esposa no escuche más de cuatro veces seguidas sin que le entren ganas de echarse una siestecita

Con ‘Who Cares’, el album recupera brio y ‘bpms’ pero sin la compañía de nada excitante. Y aquí es cuando llega la presunta gran apuesta del album, ‘Fuh You’, co escrita y co producida con Ryan Tedder. Un ‘grower’ que te va cautivando con las escuchas. Con ‘Confidante’ vuelve Greg Kurstin al mando de la producción y vuelve el aburrimiento que no te abandona hasta ‘Hand In Hand’, una balada estupenda.

Lo más experimental del album, dicho por el propio McCartney, llega casi al final con ‘Caesar Rock’ y hemos de reconocer que fuimos raudos y veloces a escuchar este tema tras las palabras de Paul. Aún no hemos encontrado la parte experimental. El album cierra en alto con ‘Hunt You Down/Naked/C-Link’ aunque no consigue quitarte ese aura de decepción y tedio en el que sumerge ‘Egypt Station’.

Lo mejor: Comprobar que Paul McCartney tiene ganas de seguir haciendo música y que es capaz de firmar piezas tan sólidas como ‘I Don’t Know’.
Lo peor: El disco se hace eterno y monótono. No termina ni de acelerar en las partes más animadas ni de frenar y relajar en las partes más calmadas.

5/10

Last modified: septiembre 11, 2018