Morcheeba arrasan en La Riviera con los Mad Town Days By Jim Beam

Música

Spread the love

Morcheeba Madrid Mad Town Days By Jim Beam
Morcheeba llenaron anoche la Sala La Riviera de Madrid con el concierto que dieron en el marco de los Madtown Days by Jim Beam. El grupo, ahora dueto, presentó canciones de su nuevo disco ‘Blaze Away’ pero por suerte para muchos fans el setlist parecía el de un tour de grandes éxitos. Skye Edwards apareció en escena con un gran sombrero, del estilo a los que usaba hace años Boy George, y comenzó con ‘Never Undo’. Una buena manera de ir caldeando el ambiente antes de comenzar con ‘Friction’, con unos aires ‘reggae’ que le venían muy bien al ‘mood’ de la sala.

Le siguió el trallazo ‘Otherwise’ y luego el primer bombazo de la noche: ‘Part Of The Process’. A esas alturas el público ya estaba completamente sincronizado con los ‘beats’ de las canciones. No había gran movimiento entre la multitud pero si un contoneo sincronizado de izquierda a derecha. Tras ‘Part Of The Process’ otros dos ‘mega hits’ de la banda: ‘The Sea’ y ‘Trigger Hippie’.Una sospechosa nube blanca flotaba frente al escenario y Skye en un momento dado llegó a preguntar: “¿Estáis fumando marihuana?”, en un español más que aceptable. La cantante aclaró que había estado estudiando algo de español y parece que su expresión favorita es “¿en serio?”.

Morcheeba Madrid Mad Town Days By Jim Beam

Llenazo total. Los cocktails con Jim Beam pusieron la guinda al evento.

El concierto siguió su curso incluyendo una versión de ‘Love To Love You Baby’ de Donna Summer y culminó, como no podía ser de otra manera, con ‘Rome Wasn’t Built In A Day’. En rasgos generales el concierto estuvo muy a la altura. El sonido era muy bueno y la voz de Skye es una cosa de otra mundo. Incluso hablando ya sorprende. ¿Cosas mejorables? Todas las referentes a la parte de la escenografía y del ‘entertainment’. Skye es muy simpática pero en ocasiones demasiado poco estrella. ¿Cómo se le ocurre en pleno éxtasis del concierto ponerse a contar que hay una zona en la sala donde pueden ir a comprar su nuevo disco, poniéndose incluso a señalar dónde estaba esa zona, como invitando a la gente a ir a comprarlo?

Y respecto a la escenografía: muy sencillita. Lo mejor fue el efecto de los lásers rojos con Skye en medio. El resto muy simple. Claro que habrá quien diga: con esas canciones ¿para qué necesitan más? Pues también es verdad.

Last modified: noviembre 30, 2018