Johnny Marr desata la nostalgia en Madrid

Música

Spread the love

Johnny Marr Sala BUT Madrid
El ‘Call The Comet Tour’ de Johnny Marr tuvo parada anoche en Madrid en una Sala BUT con absolutamente todas las entradas vendidas. El concierto empezó con sorprendente puntualidad (inglesa suponemos), tan sorprendente que nos pilló entrando justo al final de ‘Bigmouth Strikes Again’ (menudo drama, pensamos). Johnny comenzó a cantar ‘Jeopardy’, su último ‘single’ lanzado tras la publicación del disco ‘Call The Comet’. Esto nos vino que ni pintado, tres minutos para dejar los abrigos y pedir cerveza.

El concierto de anoche, de entrada, sorprendió por dos cosas: la diversidad del público (de todas las edades) y la potencia y calidad del sonido. La banda de Johnny Marr sonaba perfectamente engrasada y consiguieron una experiencia sonora muy compacta. Tras ‘Day In Day Out’ (que resulta tremendamente pegadiza en directo) vino ‘New Dominios’ y ‘Hi Hello’ (otro de los ‘hits’ del último album) para dar paso al segundo bombazo de la noche. Sí, porque escuchar ‘The Headmaster Ritual’ de The Smiths cantada por uno de sus co autores es una experiencia única, tanto que incluso te olvidas de la voz de Morrissey.

Y sí, es evidente que el espíritu de Morrissey volaba entre las personas que asistían al concierto pero también hay que decir que la voz de Johnny Marr sonó enérgica y que a pesar de que siempre se le comparará con su ex compañero de banda es un cantante muy solvente. Tras el trallazo de The Smiths, Marr volvió a su último disco con ‘Walk Into The Sea’ y tras ella, como si quisiera reivindicar que hizo más cosas después de su paso por The Smiths soltó otra de las bombas de la noche: ‘Getting Away With It’ de Electronic, aquel grupo que formó a finales de los 80 con Bernard Sumner de New Order y la colaboración de los Pet Shop Boys. La versión de ‘Getting Away With It’ sonó bien diferente de la original, más guitarrera y menos ‘housera’ pero el estribillo desató la histeria como siempre.

La banda pareció tomarse un respiro con ‘Hey Angel’ pero el respiro duró poco porque después venía ‘Last Night I Dreamt That Somebody Loved Me’. Aquí sí que se echó un poco el dramatismo de Morrissey. A Johnny se le ve más vivaracho y menos angustiado por la vida, por lo que en una canción así no se luce tanto. Aunque claro, con semejante ‘hit’… Siguieron con ‘Spiral Cities’, otro tema juguetón del último disco, ‘Get The Message’ de Electronic, ‘Easy Money’, ‘Boys Get Straight’ y el comienzo del delirio colectivo con ‘How Soon Is Now?’.

¿Y por qué decimos comienzo del delirio colectivo? Por que el público, no sabemos si por su mezcolanza o porque era miércoles, estuvo bastante contenido en las dos primeras partes del concierto. Ni siquiera con los ‘hitazos’ de The Smiths explotaban, pero en la tercera parte el nivel de euforia se disparó. Tras ‘How Soon Is Now?’ dieron oxígeno al público con ‘Rise’ y ‘Bug’ y la banda de Johnny Marr salió a rematar.

Johnny fue muy generoso y terminó con un clásico y una medio rareza de The Smiths. Sabe que su público no disecciona su trayectoria y también sabe que quizás más de la mitad de la gente que abarrotó la Sala BUT anoche iba buscando canciones míticas. El clásico fue ‘There Is A Light That Never Goes Out’ y la medio rareza (bueno, que tampoco es tan rara) fue ‘You Just Haven’t Earned It Yet, Baby’, que igual que te hemos dicho que ‘Last Night I Dreamt That Somebody Loved Med’ suena mejor con Morrissey, esta ¡suena mejor con Johnny Marr! Sorry, Morrissey.

Johnny Marr actuará el próximo lunes 26 de noviembre en la Sala Bikini y aún quedan unas poquitas entradas. Date prisa porque te aseguramos que el ‘sold out’ está muy próximo a producirse y luego llegan los dramas. Entradas aquí.

Last modified: noviembre 26, 2018